viernes, 15 de abril de 2011

Actividades para favorecer la noción de tiempo en niños de Preescolar




Maestra titular: María Piedad Acuña

Estudiantes practicantes: Julieth Natalia Acevedo Durán y Jessica Arévalo

Proyecto: Noción del Tiempo

Nombre de la actividad: Orientación en el Tiempo – Posición Relativa de los Momentos en el Tiempo.

Nombre de la Institución: UNAB



CONTENIDOS:


·         Conceptuales: Comprensión de lectura.

·         Actitudinal: Aprender a escuchar, respetar las opiniones de mis compañeros.

·         Procedimentales: Participar en las preguntas y actividades realizadas por la maestra.



FUNDAMENTACIÓN TEÓRICA:
Noción del tiempo:

Según Fermín, J (2009), “El tiempo es un concepto abstracto que no puede ser manipulado por el niño, es una noción que debe ser deducida de la realidad y de las experiencias que el niño tiene. Su elaboración implica la estructuración de un sistema de relaciones de dos aspectos diferentes: el orden de sucesión de los acontecimientos y la duración o intervalos entre los eventos ya ordenados”.



Comprensión del tiempo: Fermín, J relaciona la concepcion del tiempo en los niños de edad preescolar con algunas características propias de este proceso y menciona las siguientes fases:

El conocimiento del tiempo en los ninos de edad preescolar "está muy relacionado al conocimiento físico y social, y el niño lo construye a través de las siguientes fases":

Concibe el tiempo solamente relacionado al presente, no contempla mentalmente el pasado ni el futuro, tiene una dimensión única del tiempo. Este aspecto se puede comprobar cuando un niño suele utilizar un vocabulario común que indica que aún no está capacitado  para relacionar situaciones temporales en pasado o futuro. Aún cuando pueda utilizar algunos términos, el niño aún confundirá las situaciones diciendo por ejemplo: mañana fui al parque con mis amigos.

Comienza a entender que el tiempo es un continuo, que las cosas existen antes de ahora y que existirán después de ahora. Usa el término de mañana o ayer, quizás no acertadamente pero con indicios de que comprende la existencia de un pasado y un futuro.

Reconstruye hechos pasados pero no lo hace secuencial ni cronológicamente. Por ejemplo: si le pedimos que nos cuente como hizo su dibujo, lo podrá contar pero no secuencialmente, por donde empezó, que hizo después y así sucesivamente. Aún el niño no utiliza un vocabulario que indique que comprende completamente la sucesión de eventos de acuerdo a cómo sucedieron cronológicamente. 

•Reconstrucción secuencial y cronológica del tiempo y comprensión de las unidades convencionales del mismo. Ejemplo: semana, mes, hora, etc. En esta fase el niño ya comienza a mostrar una visión más objetiva del tiempo, puede utilizar términos que permiten comprobar que puede concebir los sucesos temporales. Por ejemplo: ayer en la tarde utilizamos el dinero de mi papa para comprar juguetes, pero después de dos horas, nos arrepentimos y queríamos otros...

Así pues, vemos que la concepción de la noción de tiempo en el niño se lleva a cabo secuencialmente, primero pasando por una fase completa de desconocimiento del tiempo percibido, para ir poco a poco del tiempo vivido, al tiempo concebido. 
Veamos ahora una actividad que puede ayudar al niño a concebir el tiempo, partiendo de la primera fase, comprendiendo su situación de tiempo vivido:



 





ESTRUCTURACIÓN DE LA ACTIVIDAD

INDICADORES DE
LOGRO
ACTIVIDAD
RECURSOS Y MATERIALES
TIEMPO NECESARIO

 Interpreta cuentos y responde a preguntas generadoras sobre éstos.

Expresa y detalla espontáneamente situaciones propias de una historia fantástica.

Recrea situaciones específicas utilizando vocabulario adecuado referido al tiempo y espacio correctos.

Emplea vocabulario adecuado para expresar momentos que le suceden en su vida cotidiana.

Muestra interés por actividades que involucran movimientos corporales lentos y rápidos.




Inicio:

Se inicia la actividad por medio de la canción “Chu – Chua”. La canción contiene ritmos normales y a medida que se van agregando nuevos movimientos, los niños deberán aumentar el ritmo de ellos acompañando algunas expresiones faciales y también corporales.
(ANEXO A)

Desarrollo:

Seguido a lo anterior, la maestra comienza a narrarles el cuento “El Soldadito de Plomo” con material concreto, sin contarles el final como tal, se les da dos opciones de finalización a parte de la original que se les contara luego, esto con el fin de que ellos tengan la posibilidad de pensar con cual de esas dos opciones  quieren realizar la actividad final en la que deberán luego recrear una secuencia del cuento.  
(ANEXO B)


Opción de Actividad:

Una opción novedosa para la realización de esta parte de la actividad, consiste en reproducir el  video cuento, ésta estrategia también se considera novedosa y lúdica para los niños.  (ANEXO B-1)

Terminada esta narración, la maestra realizara un conversatorio  a cerca del cuento realizándoles unas preguntas como:

¿Cómo se llamaba el cuento?
¿Cuáles eran los personajes del cuento?
¿De que trataba el cuento?
¿Cuáles fueron los dos finales del cuento?


Finalización:

Para finalizar la actividad, la maestra le entrega a cada niño unas imágenes con el fin de que ellos ordenen la secuencia del cuento, todos tendrán la opción de elegir un final del cuento determinado.
(ANEXO C)

Por último, se hará un conversatorio de lo que se realizo durante toda la clase.

Evaluación

Se evaluará a los niños por medio de los siguientes aspectos:

1.       Interés y entusiasmo presentado por los niños durante la actividad inicial (Canción y movimientos rítmicos).
2.       Disposición de los ninos para responder a las preguntas formuladas después de la lectura del cuento o de la visualización del video cuento.
3.       Grado aceptable de atención prestada por los niños durante el relato del cuento o la visualización del video cuento.
4.       Interés mostrado por los ninos en el ordenamiento de secuencias temporales.
5.       Formulación de preguntas de los ninos con el fin de encontrar solución a un problema determinado, en este caso, el ordenamiento de secuencias temporales.

Grabadora y CD.












Cuento “El Soldadito de Plomo” con material concreto.

















Video Beam y computador o Televisión y DVD


















Imágenes para  ordenar la secuencia del cuento.













6 min.












15 min.



















24 Minutos










10 min.









10 min.




Anexos



ANEXO A: CANCIÓN “Chuchua – Chuchua”



CHUCHUA – CHUCHUA


Compañía...
Brazo extendido.
Chuchua, chuchua, chuchua, ua, ua.
Chuchua, chuchua, chuchua, ua, ua.

Compañía...
Brazo extendido, puño cerrado.
Chuchua, chuchua, chuchua, ua, ua.
Chuchua, chuchua, chuchua, ua, ua.

Compañía...
Brazo extendido, puño cerrado, dedo hacia arriba.
Chuchua, chuchua, chuchua, ua, ua.
Chuchua, chuchua, chuchua, ua, ua.

Compañía...
Brazo extendido, puño cerrado, dedo hacia arriba,
hombros fruncidos.
Chuchua, chuchua, chuchua, ua, ua.
Chuchua, chuchua, chuchua, ua, ua.


Compañía...
Brazo extendido, puño cerrado, dedo hacia arriba,
Hombros fruncidos, cabeza hacia atrás.
Chuchua chuchua, chuchua, ua, ua.
Chuchua, chuchua, chuchua, ua, ua.

Compañía...
Brazo extendido, puño cerrado, dedo hacia arriba,
hombros fruncidos, cabeza hacia atrás, cola hacia atrás.
Dada da, dada da, dada dada, da, da.
Dada da dada da dada da da da

Compañía...
Brazo extendido, puño cerrado, dedo hacia arriba,
hombros fruncidos, cabeza hacia atrás, cola hacia atrás, pie de pingüino.
Dada da, dada da, dada dada, da, da.
Dada da dada da dada da da da

Compañía...
Brazo extendido, puño cerrado, dedo hacia arriba,
hombros fruncidos, cabeza hacia atrás, cola hacia atrás, pie de pingüino, lengua afuera.
Dada da, dada da, dada dada, da, da.
Dada da dada da dada da da






¡ESCUCHA AQUÍ LA CANCIÓN!  http://www.youtube.com/watch?v=7cqa0pJSsz8



ANEXO B: NARRACIÓN DEL CUENTO

EL SOLDADITO DE PLOMO

(AUTOR HANS CHRISTIAN ANDERSEN)


Erase una vez un soldadito de plomo que tenia solamente una pierna. Todas las noches, cuando su dueño Tomas se iba a dormir, el soldadito tomaba guardia en la sala de juegos. Entre los juguetes había una bailarina tan hermosa, que el pequeño soldadito se enamoro perdidamente de ella. Una noche, el duendecillo de la caja de sorpresas lo amenazó: “¡hey, tú soldado! ¡Mantén tus ojos alejados de la bailarina, o vas a tener problemas!” pero el soldadito no podía dejar de mirarla.

El día siguiente le reservaba muchas sorpresas al pequeño soldadito. Tomas lo había colocado en el borde de la ventana y se había olvidado de él. De repente, un fuerte viento empezó a soplar y el soldadito callo a la calle: dos niños que pasaban por allí lo recogieron y lo colocaron en un barquito de papel. Después, lo llevaron al arrollo donde fue rápidamente empujado por la corriente a través de un túnel largo y oscuro.

“¿Qué será de mi?” se pregunto el soldadito de plomo. “esto debe ser obra del duendecillo. ¡Ah! Si tan solo la hermosa bailarina estuviera a mi lado. ¡Quien sabe si la volveré a ver!” suspiro. En ese momento vi a una enorme rata que se dirigía hacia él. La corriente lo empujo a otra dirección salvándolo de la rata, pero llevándolo derecho hacia el rio. El fuerte oleaje hizo zozobrar el barquito y el soldadito callo al gua. Angustiado, empezaba a hundirse, cuando un enorme pez lo devoró.

Pero el viaje del soldadito no había terminado aún. El pez fue atrapado el mismo día y llevado al mercado ¡que coincidencia! Fue justamente ese pescado el que cogió la mamá de Tomas para la cena. “esta perfecto para mis invitados”, se dijo. Al llegar a casa le abrió el vientre para prepararlo, y con gran sorpresa encontró el soldadito de plomo de su hijo. “¡es mi soldadito!” exclamo Tomas feliz.

El niño coloco el soldadito de la repisa de la chimenea, junto a la hermosa bailarina. Los dos enamorados reunidos de nuevo, no dejaban de mirarse. “no nos separaremos nunca mas” prometió el soldadito, “siempre cuidare de ti”. Pero a pesar de permanecer en guardia, no pudo prever el peligro que los amenazaba. Esa noche, cuando la calma reinaba en la casa, una corriente de aire entro por la ventana e hizo caer a la bailarina dentro de las llamas.

“¡mi bailarina!” grito el Soldadito de plomo preso de angustia. “¡tengo que salvarla!” empezó a balancearse sobre su única pierna hasta que también cayó al fuego. Antes de que Tomas se diera cuenta de lo sucedido y pudiera rescatarlos de las llamas, sus bases se habían fundido en una sola… en forma de corazón. A partir de ese día vivieron felices sin que nada ni nadie pudiera separarlos.


ANEXO B-1

VÍDEO CUENTOS:

PARTE 1:

video


PARTE 2:

video



PARTE 3:


video




ANEXO C: ORDENAMIENTO DE LA SECUENCIA DEL CUENTO (IMÁGENES)





































BIBLIOGRAFÍA

Ø  Andersen,  Hans Christian. (1838), El soldadito de plomo. Dinamarca, Loguez.
Ø  Fermín, J (2009) Noción de tiempo y espacio. Caracas. Recuperado el día 11 de abril de 2011 en: http://dentrodeunpreescolar.blogspot.com/2009/09/nocion-de-tiempo-y-espacio.html
Ø  Video cuentos “El Soldadito de Plomo”. Recuperado el dia 12 de abril de 2011 en: http://www.youtube.com/watch?v=5hVixvpIZF4